El alcohol, una plaga

Desde hace miles de años, las bebidas alcohólicas tienen su lugar en casi todos los países y todas las culturas: acompañan fiestas, festines, ceremonias y rituales, formando parte del arte culinario y, a veces, incluso de las comidas cotidianas.

Sin embargo, el alcohol es responsable de cerca de 2,5 millones de muertes al año o sea 4 % de los muertes mundiales (origen: Organización Mundial de la Salud, en 2011).

El alcohol, pasa rápidamente a la sangre si sufrir ninguna transformación. De ahí se difunde en todas las partes del cuerpo.
Es el hígado el que nos permite eliminar el alcohol, transformándolo en agua y gas carbónico (CO2). El hígado tarda aproximadamente una hora en eliminar el contenido de un vaso de alcohol. Cualquiera que sea la cantidad de alcohol absorbida, el hígado conserva su ritmo de trabajo regular y está programado para metabolizar el alcohol a razón de 15mg/100ml/hora de promedio.

tableau élimination

Una persona se embriaga cuando bebe más alcohol del que su hígado puede eliminar en el mismo lapso de tiempo. El alcohol que llega a un estómago vacío es asimilado en menos de 30 minutos por el intestino delgado. Es por esta razón que beber un vaso de alcohol sin comer acelera el estado de embriaguez.

Para cada uno de nosotros, la genética, el peso y la edad son variables importantes a tener en consideración a fin de consumir moderadamente:

La genética : ciertos genes juegan un rol importante en cuanto a la cantidad de alcohol necesaria para que una persona se sienta embriagada. Algunos individuos tendrán reacciones lentas al alcohol, mientras que otros tendrán reacciones rápidas.

El peso : las directivas propuestas están dirigidas a las mujeres y a los hombres de talla y de peso medios. La tasa de alcoholemia de una persona está en función de la cantidad de alcohol absorbida, dividida por la cantidad de agua presente en su cuerpo. Por consiguiente, mientras menos agua contenga el cuerpo de una persona, más elevada será su tasa de alcoholemia.

La edad : los adultos jóvenes soportan menos el alcohol que los adultos de más edad. Tienen, a menudo, un peso inferior, por lo que el alcohol se difunde en una menor cantidad de agua. Las enzimas que contribuyen a la eliminación del alcohol por el hígado no son tan numerosas en los jóvenes como en los adultos. Además, el cerebro de los adolescentes está más expuesto a los daños vinculados al alcohol. El consumo de alcohol inhibe la maduración de ciertas partes del cerebro



El alcohol al volante

El alcohol al volante

El riesgo surge mucho antes de que aparezca la embriaguez.

 

Los efectos del alcohol sobre el psiquismo, sobre el cerebro y sobre el sistema nervioso tienen una influencia nefasta sobre la forma de conducir :

 

• El alcohol engaña al conductor sobre sus posibilidades y le conduce a una sobreestimación de sus propias capacidades; el conductor toma entonces riesgos que no habría tomado nunca en su estado normal: velocidad excesiva, agresividad, no utilización del cinturón de seguridad o del casco...

•  El alcohol suprime o disminuye las percepciones, perturba las facultades y, sobre todo, ralentiza los reflejos. El tiempo medio de reacción en condiciones normales está evaluado en un segundo aproximadamente. A partir de 0,5 g/l, el tiempo de reacción puede alcanzar 1,5 segundos. Un vehículo circulando a 90 km/h, recorre 25 metros en 1 segundo y 37 metros en 1,5 segundos. ¡Estos 12 metros pueden salvar una vida! Los tiempos de reacción aumentan considerablemente con las tasas de alcoholemia aún más elevadas.

 

El alcohol actúa de varias formas sobre el nervio óptico y sobre todo el proceso de transmisión de las imágenes al cerebro:


• Falsa apreciación de la distancias, de donde adelantamientos imprudentes ;

• Sensible aumento del deslumbramiento en conducción de noche.  

• Estrechamiento del campo visual: visión en túnel, peligro en los cruces.



El alcohol y el trabajo

El coste del alcoholismo para una empresa es extremadamente variable, según las circunstancias. De forma general, la alcoholización del personal conlleva :

alcool-travail

• un aumento del absentismo ;
• una menor productividad ;
• una disminución de la calidad ;
• una influencia negativa sobre la motivación de los compañeros ;
• el coste de los accidentes ;
• la movilización de terceros para ayudar a las personas en dificultad.



El alcohol y la violencia

alcool et la violence

El alcohol favorece una reacción física agresiva. La mayoría de los estudios han utilizado hombres como agresores y agredidos. Los pocos estudios que han utilizado mujeres establecen que las reacciones de éstas no difieren de las de los hombres. Los informes y los análisis indican igualmente una fuerte relación entre la intoxicación alcohólica y un aumento de la agresividad física y moral.Además, el alcohol y la violencia puede ser un problema en el seno de relación sociales (la familia, los amigos...).